Una Administración errática derrochadora y de color opaco

Durante las últimas semanas ha sido notorio el desconcierto expresado por muchos ciudadanos en las redes sociales y en algunos medios, por lo que ocurre en Cali.

En las últimas 48 horas el alcalde de Cali dio un giro de 180 grados en las medidas de toque de queda y demás medidas, para controlar el contagio progresivo de la pandemia: pasamos de un toque de queda en las noches a un confinamiento total desde el viernes 15 a las 7 de la mañana, hasta el lunes 18 a las 5 de la mañana. ¿Qué causó el timonazo?

En verdad era extraño que anteayer las medidas tomadas en Cali fueran tan tibias, porque contrastaban con las mucho más severas tomadas en Bogotá, Medellín y otras ciudades capitales. Y lo que es más importante, no guardaban relación con la demanda desbordada de las UCI de la ciudad, por enfermos de Covid 19. Desde la semana pasada se sabía que esta saturación se presentaría.

Además de lo anterior, durante esta semana los ciudadanos hemos sabido de médicos que, ante la falta de pago de sus salarios, han tenido que renunciar, y de hospitales de la ciudad que han tenido que cerrar algunos de sus equipos de cuidados intensivos por falta de insumos y medicamentos. Y lo que es más grave, esto contrasta con una ciudad que dos semanas realizó una feria virtual de 11.000 millones de Pesos, y que también tuvo un alumbrado “móvil” que muchos no vimos, que costó otra suma similar a la anterior. ¿Por qué no seguimos el ejemplo de Barranquilla que desde hace varios meses decidió cancelar su Carnaval del año entrante?

Vendrán explicaciones de tipo fiscal, de rubros presupuestales de destinación específica, y similares, seguramente formalmente correctas, pero éstas no excusan el derroche decembrino que contrasta con un sistema de salud local en parte vencido por falta de recursos.

Y ¿Qué decir de toda la publicidad que se hizo del alumbrado “móvil” en los noticieros de televisión nacionales? ¿Cuánto costó?

Y por último, a esto se agregan las oportunas y valerosas denuncias realizadas por el colectivo de Control Ciudadano liderado por Elmer Montaña, que dan cuenta de la falta de transparencia en los procesos contractuales que adelanta la Administración Distrital, preocupación compartida por otros pocos periodistas.

 

Foto de: vagabundeando.com

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario