Un gesto esperado

De tiempo atrás había  presagios sobre un choque frontal entre el alcalde de Cali y la gobernadora del Valle. Finalmente el encontrón se materializó durante un conversatorio celebrado por la Unidad de Acción Vallecaucana con motivo de su asamblea. Ante la perplejidad de los presentes las palabras subieron de tono adquiriendo ribetes inquietantes.

El primer lance lo protagonizó Armitage, y Dilian Francisca ni muda que fuera ripostó con todo. Se acusaron en forma recíproca de utilizar como método de trabajo la politiquería. Según Maurice en pasadas administraciones  el manejo del deporte local fue entregado al movimiento de la gobernadora que habría  designado funcionarios no aptos o ignorantes, por consideraciones de conveniencia política.  Frente a estas afirmaciones Dilian contestó: “Si quiere yo le digo cuantas cosas ha politizado usted… Usted ha sacado representantes a la Cámara, concejales, ¿cómo así que no es político?”. Resumen: emergieron divergencias que por el bien general deberían haberse solventado entre los protagonistas pero en un ambiente distinto, constructivo, de mutua consideración.

El punto es que no pueden existir talanqueras mentales al administrar territorios que quiérase o no son interdependientes. Los ciudadanos no tenemos porque pagar los platos rotos originados en desafectos o diferencias de estilo. Y es que importantes oportunidades de generar soluciones y bienestar pudieron haberse desperdiciado por falta de empatía entre los mandatarios.

Días después Maurice reconoció su responsabilidad con respecto al intercambio  valiéndose de sentidas palabras que lo honran: “La paz no es un propósito, la paz tiene que ser una actitud de los colombianos… en este último mes he estado exasperado y no estoy dando ejemplo en mi actitud de paz. Quiero decir públicamente que le pido excusas a la gobernadora del Valle, por haberle levantado la voz”. El mensaje fue respondido con gallardía por Dilian: “Simplemente digo que es un gesto noble, que le acepto de corazón las excusas”. La mandataria reiteró su disposición de colaborar con los temas que interesan a Cali.

Pero el asunto de fondo es que Dilian como Maurice han servido sus cargo con eficacia y dignidad. Como consecuencia tienen un reconocimiento bien ganado y una capacidad  conjunta de gestión que debería sumarse en estos meses finales a fin de producir los mejores resultados posibles en beneficio de Cali y del Valle.

Como el tiempo apremia y solo faltan ocho meses para que concluyan los respectivos mandatos, sería conveniente definir de inmediato un mecanismo de enlace que establezca la agenda conjunta y las prioridades. Este es un propósito en el cual Propacífico, puede contribuir de manera particular si se tiene la lucidez de recabar su colaboración.

Entre los asuntos a enfrentar de manera inaplazable se cuentan la financiación de la doble calzada a Buenaventura y la vía al Llano, así como la nueva adjudicación del aeropuerto Bonilla Aragón. También debe ponerse la mirada en neutralizar el embeleco del puerto de Nuquí. Lo anterior sin dejar de prestar atención a industrias emergentes cuyo potencial salta a la vista, como es el caso del turismo. En este campo el departamento tiene mucho por compartir y ha cosechado importantes reconocimientos gracias en buena medida al liderazgo de Julián Franco, dinámico secretario del ramo.

Imagen: https://bit.ly/2DjndaQ

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario