Artículos de #Instituciones

La debilidad del Estado

El Estado no ejerce en general el monopolio del poder coercitivo en Colombia. Se observa por igual la ausencia en el campo y en las barriadas de las ciudades. Por otra parte, se enuncian derechos sin tener los recursos para asegurar su defensa; la garantía de su atención que debe asumir el Estado no tiene […]

Fiscalía y puerta maldita

No se puede negar que Néstor Humberto Martínez es un abogado sagaz. Sus éxitos en la arena judicial dan cuenta de esta verdad. Pero por su propio bien y el de la República no debió montarse en el potro de la Fiscalía. Está metido en un atolladero de incompatibilidades y conflictos de intereses, que afectan […]

En conteo regresivo

Ya se ha dicho: en un año habrá nuevo alcalde. Preocupa que, pese a sus buenos deseos y largas jornadas, Maurice Armitage no deje claras perspectivas para Emcali, entidad a cargo de servicios públicos esenciales, ni para Metrocali, a cargo del transporte masivo. Se reconocen avances en educación básica, que deberán ser robustecidos por la […]

Concejales que indignan

Hace años se sabe que hay concejales en todo el país cuyo comportamiento indigna. Tienen por método exigir la adjudicación de puestos y contratos ya sea de obra o de prestación de servicios. Si se desconocen sus pretensiones atacan a la administración respectiva valiéndose de los famosos debates de control político. Y cuentan con otra […]

El camino hacia el cambio…

El camino del cambio en el ordenamiento institucional de la Patria debe ser fluido. El primer paso es promover la deliberación sobre cómo debe ser el Estado para cumplir con las tareas que el país enfrenta

Colombia y Ecuador: crisis y transformaciones

Ni las instituciones públicas de Ecuador ni las de Colombia no son comparables en eficacia y transparencia a las de Europa Occidental, Canadá o Australia; incluso las de ambos países están muy por debajo de las de Chile o Uruguay.

La visita de Petro en el Valle del Cauca

Me tomé el trabajo de seguir la visita de Gustavo Petro a la región y sus intervenciones de plaza pública en Puerto Tejada y Palmira. Quedé impactado porque no tengo registro previo de tanta intemperancia, tanto resentimiento lanzados al aire sin el más mínimo rubor. Lo peor es que se trata de un discurso sustentado en mentiras o verdades a medias.

La ayuda de Santos a Fajardo y Duque

No es un secreto que Juan Manuel Santos preferiría ser sucedido por un aspirante distinto a Sergio Fajardo o Iván Duque. Pero paradójicamente, la mediocridad de su gobierno desfalleciente, no hace más que fortalecer a los candidatos distantes de su corazón.

Colombia y Venezuela: atados por sus fronteras

Los destinos de los dos países están atados de forma irrevocable. Por esta razón Colombia no puede dejar de reconocer el impacto de la crisis económica en el país hermano, con el cual compartimos historia, geografía y elementos culturales y sociales.

Respeto: la base para el desarrollo de las sociedades

El cimiento de la urbanidad, o conjunto de reglas esenciales para la convivencia, es el respeto. Hay formas distintas de definirlo, pero hay también camino recorrido. Las Declaraciones de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos son el mejor punto de partida, pero en muchos países no tienen valor en la práctica.

El reto medioambiental de la Colombia del Siglo XXI

Preocupan en particular los problemas de gestión ambiental, que no se reflejan en las cifras económicas: la relación con las demás especies es asunto central para la humanidad hoy, y trasciende las fronteras. La vida en Colombia es muy diversa, pero está amenazada por la coca, la minería irresponsable...

Colombia y el Mundo: ajustes necesarios

Nuestra política internacional no tiene norte porque los compromisos politiqueros de cada gobierno lo hacen caer en el pecado de mezclar objetivos al nombrar la gente en embajadas y consulados en retribución por algún servicio.

La responsabilidad económica del Congreso

Nuestros políticos profesionales no tienen responsabilidad sobre la administración pero sí suelen exigir contraprestaciones por el voto favorable a las propuestas del gobierno. La consecuencia es mala calidad del gasto público, cuyo costo es enorme