Problemas de hoy

En general la propiedad privada de los medios de producción y distribución de bienes y servicios ofrece mejores resultados a la sociedad que la propiedad pública: el cumplimiento de sus objetivos se miden de manera consistente y está más abierta a la innovación. Sin embargo, los mercados son imperfectos y las asimetrías entre compradores y vendedores son fuente de problemas, en especial cuando se trasgrede la ética. Por ello es tarea importante de lo público reglamentar lo privado.

El mercado de armas es un primer ejemplo. Los funcionarios de las fuerzas armadas pueden tener sesgo en selección de elementos y proveedores, y recibir dinero en contraprestación; los mercenarios sirven intereses ilícitos; las burocracias de los países, también vulnerables a la corrupción, auspician costosas transacciones de compra de armas en procura de sus propios intereses con la excusa de defender la independencia, en vez de suprimir linderos para obtener los beneficios de economías de escala y de más diversidad de subsectores económicos en un mismo ámbito político cuando no hay fracturas culturales relevantes; las fronteras innecesarias son inconvenientes en el mundo interdependiente de hoy.

La salud también es motivo de reflexión. La mayor proporción de la inversión es pública, pero la cadena de valor involucra proveedores de bienes y servicios que en ocasiones violan el propósito de conseguir resultados positivos a costos razonables con argumentos de seguridad que esconden objetivos de ganancia indebida. La gran industria farmacéutica aprovecha el conocimiento y los derechos de patentes, e incide en las autoridades para lograr protecciones y beneficios desmedidos.

Además subsidia viajes de especialistas a congresos para lograr preferencias en la selección de medicamentos. Los médicos, por su parte, a veces escogen procedimientos costosos e innecesarios. Llama la atención que la proporción del costo de la salud en el ingreso per cápita de Estados Unidos es el doble del equivalente en Alemania, país cuya expectativa de vida es superior al del primero.

El sector financiero aprovecha las barreras de entrada al ejercicio de la profesión para conseguir beneficios extraordinarios en la intermediación financiera y en las operaciones de tesorería; su participación en el ingreso de todos los países tiende a crecer en forma sostenida, aún si la economía crece poco. Los bancos más grandes del mundo sacaron de sus balances activos de calidad deficiente y las titularizaron como si fueran de buena calidad; como consecuencia desataron la gran recesión de 2007-2009 y solo tuvieron sanción pecuniaria.

Por su parte, Google, Facebook y Microsoft utilizan información confiada por sus usuarios para descifrarlos e incidir en su conducta, lo cual pone en entredicho la libre selección de bienes, servicios, proveedores y canales. Aún no hay solución adecuada para este problema en ninguna parte. Otros actores, como Apple, Amazon y Alibaba, aprovechan la información dentro de ciertos límites pero podrían cruzar la raya con facilidad.

Las instituciones públicas en el mundo de hoy no están preparadas para enfrentar ciertas conductas inapropiadas de grandes firmas y subsectores privilegiados. Debe ajustarse su diseño para permitir que la especie humana se oriente hacia mejores decisiones y atienda en forma debida los retos de sostenibilidad económica, social y ambiental.

Imagen: https://nyti.ms/31oyYWY

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario