Portal de actualidad en donde prevalece el diálogo democrático y las discusiones sobre los acontecimientos más relevantes para Cali y Colombia.

Mi voto es por la esperanza

Entiendo a los jóvenes que llenos de idealismo se han dejado seducir por el verbo de Gustavo Petro. Y es que para hacer viable al país hay que corregir cuanto antes la desigualdad en la distribución del ingreso; sacar la corrupción de la vida pública; refundar la Justicia; hacer que todos los colombianos tengan acceso […]

Tu decisión cuenta: reflexiones…

En estos momentos de contiendas electorales, las cuales se han extendido, entre familia y amigos, vienen dejando heridas en el ambiente, que no son fáciles de ignorar. Es necesario tomarse un tiempo para analizar, si esta forma de hacer política, nos está llevando a formar una sociedad involutiva.

La “Cultura” de la grosería

Sin ser pesimistas, estamos lejos de que en nuestra bella Colombia, haya paz. Parece increíble, pero es la verdad. Pareciera que entre más vocifere, insulte y ridiculice a otra persona, crece su imagen de gran y poderoso líder. Con ello sólo estamos fomentando “La Cultura” de la grosería.

Nuestro sistema político

Nuestro sistema político es republicano, unitario y presidencial. Esto significa que presume la existencia de un bien público superior, la República, con código penal único porque el país entero comparte normas generales de conducta, y con separación entre la tarea de administrar y la de construir las normas.

LA HORA DE LOS CAUDILLOS

La sociedad les apuesta a los caudillos, lo cual es propio de esta época pero mala receta hacia el futuro... Los colombianos seguimos buscando al Mesías, en vez de aceptar las complejidades del siglo veintiuno.

Colombia y Estados Unidos

Los dos países han tenido relaciones cercanas en el último medio siglo, con Colombia en papel subordinado; hubo distancia con el gobierno de Samper, por la financiación de su campaña con recursos del narcotráfico, pero la relación se robusteció en el gobierno de Andrés Pastrana para subsanar la ineficacia del Estado colombiano frente a los ejércitos enemigos en la guerra de la coca, con resultados en el gobierno de Álvaro Uribe.