• Comparte

Líneas de Acción

Identidad Ciudadana

“No se defiende lo que no se ama y no se ama lo que no se conoce”.

Cali ha sido una ciudad que creció mucho en muy poco tiempo.  En 100 años pasamos de ser cerca de 30.000 personas a más de 2,500.000.  Un cambio abrupto que hizo crecer una gran urbe sin mayor planeación urbanística, pero, principalmente, con enormes vacíos de su identidad.

Sondeos nos han mostrado como son muy pocos los pobladores de la ciudad que, por un lado, no tienen ni padres ni abuelos nacidos en Cali; y por otro, que no conocen la mayoría de los eventos históricos relevantes de la ciudad, así como un desconocimiento de las costumbres, tradiciones y legado histórico.

Entendiendo este fenómeno, Consorcio Ciudadano está comprometido a identificar a los caleños con la ciudad para que su sentido de pertenencia se traduzca en un progreso sostenible en virtud del amor por Cali.


Opinión Reflexiva, Crítica y Activa

La desinformación y falta de conocimiento de lo público es un factor determinante en la falta de participación de los ciudadanos. Estamos tan expuestos a estímulos externos y a información mediática que tener un conocimiento que nos permita reflexionar, crear criterio y tomar postura sobre temas de interés público es nuestro deber como ciudadanos.

Consorcio Ciudadano, propicia ese ejercicio de opinión crítica a través de proyectos y eventos que permitan un espacio de análisis y discusión de temas que impactan nuestra región. También, adelanta procesos de formación ciudadana para inspirar la construcción de ciudadanía consciente, con conocimiento y convicción de que puede intervenir en la transformación de su entorno en sus diferentes dimensiones, por medio del ejercicio de los derechos y deberes ciudadanos.


Acción y Empoderamiento Ciudadano

“Lo público es demasiado importante para dejarlo en manos de oportunistas y politiqueros”

Los temas de interés público son demasiado importantes para dejarlo en manos de quienes ven en el servicio a la comunidad ocasión para el lucro y los beneficios personales. El verdadero propósito de la política debe ser el bienestar de los ciudadanos. Los poderes públicos sólo son legítimos en cuanto procedan de la voluntad de éstos y la expresen de manera fidedigna.

Los ciudadanos debemos tener representación real en la vida política, y asumir la construcción de nuestro propio destino, como protagonistas de las transformaciones reclamadas por la sociedad. Consorcio Ciudadano busca generar las condiciones para la movilización ciudadana a través de la ejecución de iniciativas que vinculen el protagonismo ciudadano en el ejercicio de lo público.