LA PAZ ESTÁ EN MÍ…

Este puede ser un artículo sencillo, aunque temas sencillos también tienen cabida en este medio y más aún cuando pueden volverse una lección de vida.

Voy a contarles una experiencia que me sucedió hace algunos años atrás. En aquella época un Alcalde de nuestra ciudad, trajo de la India a un Gurú, experto en temas de paz. Bueno, por ese entonces estábamos pasando por momentos muy críticos como el secuestro de los Diputados de la Asamblea del Valle. Yo tenía muchos deseos de escuchar a este Gurú, que por su aspecto parecía un enviado divino.

Por esos juegos del destino, coincidí en el mismo hotel donde iba a dar la charla, sólo que era para quienes en ese momento eran víctimas, como lo eran los familiares de los Diputados y algunas otras personas también invitadas. Me dije, bueno yo también soy víctima del conflicto y quiero escuchar… alguna persona me vio con tantos deseos que me dejó entrar al salón.

Todos estábamos en silencio esperando que hablara el Gurú, yo feliz por supuesto esperando un tratado o algo parecido, pero fue una intervención muy corta y dijo así, palabras más, palabras menos. “La paz está en cada uno de nosotros, así este pequeño y sencillo ejemplo: cuando tu tiras una piedra en un lago y ésta hace una onda pequeña y sigue otra más grande, tras otra.., así es la paz”. Si tú tienes paz en tu interior, eso es lo que transmites y puedes ser como las ondas que se hacen al tirar una piedra al lago, se va generando entre unos y otros.

Por Dios, me quedé en shock, cuánto se gastaron en traer a este señor para contarnos esto?. Pues, después de meditar, analizar y reflexionar, me di cuenta que sí tenía razón, no hay que decir mucho para entender que si logro, porque no es fácil, generar paz en mí, tomar las cosas con calma, no gritarle al que me cerró la vía, al que se coló en la fila, en fin, a las diferentes situaciones que se nos presentan día a día y, que por un momento nos sacan de casillas, vamos creando un hábito en nosotros que poco a poco trasciende a un mejor ambiente en nuestro entorno. Es posible que algunos digan, está loca, bueno, no se trata de que la gente haga lo que quiera, tampoco; pero si con respeto trato a la otra persona o le hago ver que no está bien su comportamiento, es posible que no lo repita.

Mi invitación es a que hagamos un alto en el camino que nos permite reflexionar qué podría hacer yo para contribuir a esa paz que tanto anhelamos…sólo esperar a que exista una mesa de diálogo ó a que el gobierno o los grupos al margen de la ley reaccionen y hagan algo. Pues no, si empezamos por lo más sencillo que es amar al prójimo, no hacer a otros lo

que no quiero que me hagan, unas mínimas normas de respeto por los demás y por las diferencias, podríamos tal vez llegar a vivir mucho mejor.

“El problema no es que pienses diferente. El problema es que pienses que eres superior”

Fuente imagen: https://bbc.in/2uFs3uh

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario