¿Innovar para qué?

Probablemente durante los últimos 30 años el mundo se ha transformado más que en cualquier otro periodo de la historia en prácticamente todos los campos.

Cuando Nicolás Negroponte publicó “Ser Digital” en 1995 y presentó el concepto de la transición de átomos a bits, era difícil imaginar por ejemplo que industrias centenarias como la fotografía se revolucionarían. Y muchos otros ajustes en el estilo de vida, en la educación, en hotelería, en el transporte, etc. Movimientos vertiginosos que aún no terminamos de asimilar.

Surge así una brecha entre este agitado ritmo de cambio tecnológico y la no tan rápida adaptación mental, que puso en aprietos a personas, organizaciones y países.

La necesidad de la innovación se tomó el mundo y no tiene marcha atrás. Según el Índice Global de Innovación del 2018, Colombia se encuentra en la posición 63 entre 126 países.

No obstante, algunos aún ven la innovación como un lujo posterior a la solución de asuntos de la gestión, cuando justamente es transversal y puede detonar el crecimiento o mitigar riesgos.  Desde esta perspectiva, el uso de herramientas de innovación favorece el nacimiento y crecimiento de las empresas.

Universidades como la Javeriana en Cali, entienden la necesidad de innovar y de aportar elementos para que ésta sea viva en la región.

Acciones como su Sistema de Innovación y Emprendimiento permea la investigación, la docencia y el servicio, y conecta con otros actores en ciencia, tecnología e innovación locales y nacionales, por ejemplo, la RUPIV, BIOTEC y El SIDE, e internacionales como las redes SUGAR que lidera la Universidad de Stanford con el programa ME310 y el Cali Design Factory Global Network.

De otro lado, desde el año 2008 creó CAMPUS NOVA como eje de cohesión y coordinación de las diferentes iniciativas, en conexión y diálogo con las agendas de representantes de los ecosistemas y redes internacionales en las que tiene una participación activa.

Un nuevo edificio de laboratorios de última generación se construye para albergar a la nueva versión del Cali Design Factory, laboratorios de electrónica, programación, impresión 3D y trabajo en madera, para las actividades de ideación, prototipado y validación, todos al servicio de la innovación y emprendimiento.

Los estudiantes tienen entonces diversas oportunidades para el desarrollo de sus habilidades emprendedoras: cursos virtuales y presenciales especializados en temáticas de innovación, núcleos opcionales en emprendimiento dentro de las mallas académicas, laboratorios, prácticas profesionales y actividades experienciales que desarrollan sus habilidades clave en el proceso emprendedor.

Tanto estudiantes como emprendedores cuentan en su proceso de crecimiento y desarrollo con incubación y aceleración en Campus Nova, que se complementa con actividades como la asistencia a eventos comerciales y de conexión con oportunidades de financiación e inversión, que les permite ganar visibilidad. Espacios en alianza con marcas como TedX, Fuck Up Nights y Campus Talks, donde hacen conexiones con actores clave y tienen acceso a conocimiento técnico focalizado.

Próximamente lanzará una nueva apuesta de acompañamiento a empresarios a través de un Hub especializado para empresas conectadas con la sostenibilidad, desde la perspectiva social, ambiental y económica. Por medio del impulso a los emprendimientos con alto potencial de impacto denominados Green y Social Tech, en alianza con diferentes entidades de orden global y local, Campus Nova para apoyar a la comunidad empresarial.

Imagen: https://bit.ly/2mTQTGd

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario