¡Gracias Gloria! Gloria Zea transformó a Colombia en materia cultural!

El Instituto Colombiano de Cultura es creado en el año de 1968 por el entonces Presidente de la República doctor Carlos Lleras Restrepo.  Se trata de una entidad descentralizada e independiente adscrita al Ministerio de Educación Nacional. Es la primera vez en la historia republicana que se considera la cultura como un factor importante y decisivo para el desarrollo de las sociedades.

Se definen como sus principales funciones: “el fomento de las artes y las letras, el cultivo del folclor nacional, el estímulo de bibliotecas, museos y centros culturales y la divulgación de la cultura nacional” así reza el decreto 3.154 de diciembre 26 de 1968.   El poeta Jorge Rojas asumió como primer director del Instituto y le imprimió su visión de escritor a la entidad. La colección de Autores Nacionales y la Colección Popular se publicaron entre 1971 y 1986 y constituyen unas de las colecciones más importantes del siglo XX.

Gloria Zea estudió Arte en Estados Unidos y posteriormente en la Universidad de los Andes donde conoció al Maestro Fernando Botero con quien contrajo matrimonio. Fue profesora de la catedra de Humanidades en esa misma Universidad. Y se codió de siempre en su casa paterna con los grandes intelectuales y políticos de Colombia. Amiga entrañable de Marta Traba y con ella emprendió muchos proyectos. Marta, fundadora del Museo de Arte Moderno de Bogotá y su primera directora, le propuso a Gloria, asumir ese cargo. Gloria aceptó e hizo de ese espacio un lugar verdaderamente importante para la capital y para el arte contemporáneo en el país.  El Mambo, llevará su sello. Nos enseñó a ver y a admirar a los artistas contemporáneos, nacionales y extranjeros. No solamente por la calidad de las exposiciones que realizó, sino también por la colección de obras que logró. Hoy es un patrimonio importante de los bogotanos y del Mambo.

Llegó a la dirección del Instituto Colombiano de Cultura en 1974 y permaneció allí como su directora hasta el año de 1982. A Gloria los colombianos le debemos una manera distinta de aproximarnos a las manifestaciones culturales. Ella hizo que la cultura ocupara un lugar destacado en el devenir y en la agenda nacional y la puso en el lugar que se merece. En su paso por Colcultura, continúo con las colecciones literarias iniciadas por el poeta Rojas acompañada por Juan Gustavo Cobo Borda y por Santiago Mutis quienes hicieron una selección de autores colombianos. Se trataba de publicar libros a muy bajo costo y para todos los bolsillos. Una selección brillante que contribuyó a difundir y a poner la literatura colombiana al alcance de todos.

Lideró el proceso lirico en Colombia. La Opera empezó a ser parte de la vida del restaurado Teatro Colón y la Sinfónica Nacional se consolidó como una gran orquesta a la que eran invitados renombrados directores y solistas.  La desaparecida Banda Sinfónica Nacional era una entidad fuerte y respetable; el Instituto contaba con un gran coro estable y con un coro de niños de excepcional factura.  Fue ella la responsable de crear Asartes, entidad que promovía las artes representativas en todas sus manifestaciones. Bajo su mandato, el Instituto Colombiano de Antropología, con el doctor Álvaro Soto a la cabeza, realizaron la investigación y el hallazgo de Ciudad Perdida.

Lo que se proponía lo lograba. De una memoria envidiable. Reconocía, sin error ninguno, caras y nombres, fechas y hechos. Trabajó incansablemente por lo que creía y por lo que le gustaba. Hasta última hora y ya estando en la Clínica Cardioinfantil, daba órdenes a sus coequiperos de la Opera de Colombia, ultimando detalles de su última producción: Madame Butterfly. Sabía que no podía, por sus dolencias, acompañar el estreno pero estaba segura que se mejoraría para estar en la última función. Tristemente no fue así. El sector cultural, su familia, y sus entrañables amigos, despidieron a Gloria como se merecía. Fue velada en el Teatro Colón, su segunda casa. Y la orquesta Sinfónica Nacional y el coro le rindieron honores en la Catedral Primada. Su nieto en nombre de sus seres queridos, leyó un sentido texto con un hermoso retrato de su abuela.

¡Gracias Gloria, muchas gracias, por tanto; el sector cultural de tu país te recordará por siempre! Dejas un legado inmenso.

Fuente imagen: https://bit.ly/2XOd7HI

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario