¿De qué se habla cuando se habla de literatura?

«La novela ni muestra ni demuestra al mundo, sino que añade algo nuevo”

Cuando se habla de literatura se habla de una creación artística iniciada en la antigüedad y desarrollada hasta el presente en diversos géneros. Se habla de un horizonte que se abre al lector de la mano de la narrativa y de personajes de las obras, hacia lugares hasta entonces desconocidos. Desde ahí, se produce el encuentro con diferentes aspectos de la existencia y de la condición humana.

En la antigüedad se hallan los héroes mitológicos o heroicos que poblaban la imaginación de las gentes, en episodios extraordinarios que parecen salidos de los sueños o de los laberintos de la psiquis. Ellos intervienen en el mundo de los mortales entre el amor, la lucha o la venganza. Aún hablamos de estos personajes porque persisten y se asoman desde los vericuetos de la vida y la literatura para explicar el origen del drama. Eros y Thanatos se recuerdan para aludir a los instintos de vida o muerte, otros héroes triunfan ó descienden al inframundo como Orfeo en busca de su amada Eurídice.

Tras el universo de la remota literatura egipcia, griega, india, árabe, china, entre otras, en tiempos posteriores y desde el canon occidental, aparece la novela con personajes de carne y hueso, desprovistos de esencia divina. Ellos se aventuran en conquistas pastoriles, amorosas o caballerescas en un mundo real y tiempo lineal. Por lo general, personifican un ideal de valor y heroísmo; son defensores del honor, la justicia o la mujer. Están representados en novelas de caballería de la edad media, en especial el “Amadís de Gaula”, caballero andante de la Gran Bretaña.

En la novela moderna en cambio, el personaje se encuentra en el umbral, oscilando entre su mundo interior y el afuera que lo espera y confronta. Particularmente con don Quijote de la Mancha se inicia la aventura y la novela moderna. La obra desarrolla el diálogo entre diferentes discursos, el caballeresco y el popular, relativiza los criterios de unos y otros, no hay una única verdad, introduce el humor, la ironía, la ambigüedad y el desarrollo interior de los personajes. Don Quijote y Sancho Panza se transforman por el influjo de uno en el otro. No hay el héroe invencible, sino personas con sus flaquezas, derrotas e incertidumbres.

Desde entonces se habla del caudal de novelas en sus propias aventuras, bien de cara al acaecer histórico y situación del protagonista, o bien frente a su mundo interior o episodios que lo implican. Las novelas abordan a través del lenguaje y los personajes aspectos desconocidos de la existencia relacionados con la historia, la psicología, el tiempo, el vacío, la incomunicación, el absurdo, la violencia, la sociedad y otras tantas experiencias. Exponentes de ello son entre muchas más, las obras de Balzac, Dostoievski, Joyce, Flaubert, Kafka, y entre los latinoamericanos Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Juan Rulfo, José Eustasio Rivera, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Germán Espinosa.

Acerca de la dimensión y función de la novela al revelar una realidad no vista hasta entonces, Carlos Fuentes expresa: “La imaginación es el nombre del conocimiento en literatura y arte. Quien sólo acumula datos veristas, jamás podrá mostrarnos, como Cervantes o como Kafka, la realidad no visible y sin embargo tan real como el árbol, la máquina o el cuerpo. La novela ni muestra ni demuestra al mundo, sino que añade algo nuevo” p.18.

Hablar de literatura es también leer y disfrutar la narrativa de escritores contemporáneos destacados por el valor de sus obras y sus propuestas narrativas. Entre ellos y para mencionar solo algunos autores con una de sus obras de una extensa lista, tenemos a Pablo Montoya con Tríptico de la infamia, Juan Gabriel Vásquez en El ruido de las cosas al caer, Ángela Becerra en El penúltimo sueño, Piedad Bonet con Lo que no tiene nombre, Manuel Vilas en Ordesa, Andrés Neuman con el Viajero del Siglo.

Y se hablará mucho más con ocasión de la valiosa convocatoria de la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero al Festival Internacional de literatura en Cali, Oiga Mire Lea que reúne a autores nacionales e internacionales, para mirar la literatura y conocer la experiencia de crearla y leerla. Y como si no fuera suficiente para fortuna de la ciudad, se hablará también en el encuentro literario que tendrá lugar en la Feria Internacional del Libro de Cali 2019.

Referencias.

Geografía de la novela. Carlos Fuentes. Fondo de Cultura Económica, México. 1985

Imagen: https://bit.ly/2PxoEeD

* Las opiniones expresadas en este espacio de deliberación, pertenecen a los columnistas y no reflejan la opinión ni el pensamiento de la organización Consorcio Ciudadano.

Deja un Comentario